22 de julio de 2011

Mi campamento favorito


 "HAZ SIEMPRE UNA BUENA ACCION"...es el lema de Cruz Blanca y el cual siempre trato de aplicar donde quiera que voy.

Mis vacaciones de verano siempre las pasé desde pequeña en Ancón, uno de los mejores recuerdos que tengo hasta el momento, el CAMPAMENTO CRUZ BLANCA, ubicado en la playa "Las Conchitas" - Ancón. Lo primero que resalta en este bello lugar son la colaboración y ganas de ayudar a los niños más necesitados de todos los distritos de Lima. 

Con amor, alegría y respeto muchas jóvenes se ofrecen como voluntarias para ser las mamás postizas de un grupo determinado de niños y niñas mientras dure su estadía en el campamento.

No podría explicar con palabas lo que es haber estado 7 veranos en Cruz Blanca; empecé en el 97 como sub-guía y luego en los años siguientes ya tenia conmigo a un grupo de niños a los cuales quise mucho y traté de dar lo mejor de mi para que se lleven el mejor recuerdo al retornar a sus hogares. Son tantas cosas que comentarles sobre el campamento, trataré de resumir lo que para mi significa aún haber participado de la magia que tiene este lugar y el conocer a tantas personas con quienes me senti muy querida y acogida.

Esta foto es la única que tengo, es del 97, mi primera vez como sub guia, mi mamá y yo en el día de visitas.

Mi primer grupo de amigas SUB-GUIAS 97, cenando en el comedor. Un grupo inolvidale como pocos, juntas éramos un mate de risa, trabajando siempre con alegría.



Nunca había pensando en la idea de lo que es el voluntariado, es lógico, su mismo nombre lo dice, no recibes pago alguno por el servicio que brindas en esos 15 días que antes duraba cada turno; recuerdo que un par de veces llegué a quedarme hasta 3 turnos seguidos, es decir 1 mes y medio en Ancón con el sol tremendo, pero la playita rica para refrescarte, en mi casa no me reconocían porque era tan fuerte el sol que llegaba 3 veces más quemada de lo normal. Pero todo valía la pena porque el mejor regalo que puedes recibir al final es la sonrisa de los y las niñas y las cosas lindas que te decían cuando los carros ya estaban a punto de llevarlos de regreso a casa: "la voy a extrañar mucho srta.", "gracias por lo que me enseñó",
"no la olvidaremos", esas palabras que vienen de niños que practicamente solo conoces en 15 días te mueven demasiado el corazón.


En el campamento hay muchas actividades para integrar a los distintos grupos, uno de ellos era jugar entre dos grupos a jalar la soga, el grupo perdedor se tenia que meter con todo y su guia a la poza que habian cabado en la tierra, era muy divertido, en todos mis años como guia no perdi este juego ni una vez. A la mano izquierda estoy con mi grupo de niños y mi amiga Liz a la mano derecha ya casi cayendo en la poza. Al final ¡¡¡ganamos!!!
La caminata es una de las actividades bandera en CRUZ BLANCA, aqui con mis amigas guias y sub-guias llegando al balneario de Ancón. Caminabamos 3 km. de ida y 3 de vuelta desde el campamento hasta alla. Y teniamos como recompensa un refrescante chapuzón en la playita, una parte de ella estaba separada para nuestros niños.
En la fria noche del campamento, mis amigas Milagros la china y la locaza Liz, inseparables y las terremoto del campamento.

Al ver esta foto me lleno de alegría, a la derecha el grupo más pequeño de niñas que tenia a mi cuidado, me hacian reir un montón  porque eran una pericotitas que todo me preguntaban, me encariñe mucho con ellas y me puse triste cuando tuvieron que regresar.
Tuve a mi cuidado niños y niñas de todas las edades, siempre me daban a los mas grandes por ser los mas rebeldes, este grupo me decia la guia CACHACO porque era algo seria cuando debia serlo, pero luego todos nos matabamos de la risa porque me hacian unos chistes, entre ellos el inolvidable Noe a mi izquierda, un magnífico chico.
Uno de mis grupos mas queridos, tenia niñas con todas las formas de ser especiales, trate de llevar todo lo mejor que pude y me dio un excelente resultado. Todas me demostraban su cariño de la mejor forma a su manera y eso me queda como un bello recuerdo porque pude darles lo mejor de mi sin la necesidad de conocerlas toda una vida.
Guias hasta la muerte y las que ya no lo somos, lo seremos de corazón. Con mi grupo de amigas en la Gruta de la Virgen donde vamos a rezar con los niños.
Las JEFAS eran parte importante del campamento, eran como las mamas de las guias, aqui con mi amiga Milagros y la jefa Cora una alemana super tierna.

Aqui con mi jefa Gaby, a quien le saque canas desde que era jefa de las sub-guias, muy querida ella natural de Tacna.
LA JEFA GENERAL DE CRUZ BLANCA, Maria Esther, la unica jefa que conoci desde que asisti como sub-guia, era super estricta, pero queria mucho a los niños. Aqui con mi prima Lilia entregandole un pequeño recuerdo ya que era su ultimo año como jefa general. Nos despedimos con mucha emoción despues de tantos años de conocernos.

Como verán en las fotos y en mi corazón siempre quedarán esos bellos recuerdos de mi campamento querido, no es un campamento donde se bebe o se fuma o se colocan carpas en la playa para dormir; este es el campamento más especial del mundo, donde aprendes el significado de dar sin esperar recibir nada a cambio, un lugar donde las personas más especiales son los niños y la misión de las voluntarias es brindarles lo mejor; las experiencias, conversaciones, risas, lágrimas y todo lo que ahí se comparte es mágico y hasta el día de hoy todas las personas que han pasado por el recuerdan con gran emoción. 


Los invito a participar brindando un poco de su tiempo a HACER UNA BUENA ACCION y participar de este lugar mágico ubicado en un rincón cálido de la playa las Conchitas de Ancón.

De corazón espero un día poder regresar. =D


https://www.facebook.com/group.php?gid=158148848302


https://www.facebook.com/pages/YO-FUI-GUIA-DEL-CAMPAMENTOS-DE-VERANO-CRUZ-BLANCA/100775753299481



10 comentarios:

  1. hola, estaba visitando a todos los blogs del concurso de los 20 blogs y el tuyo me ah parecido interesante, asi que te he dado un voto y espero votes por mi tambien en la categoria de literatura.

    http://20blogs.pe/votar/?id=10

    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me ha parecido muy interesante esta experiencia que cuentas. Yo también estoy cada verano en unos campamentos de voluntaria y la verdad que son experiencias inolvidables. Este año no puedo ir porque tengo que hacer unos cursos de formación y estoy un poco triste, pero bueno! Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Es genial ver que hay personas que disfrutan ayudando a los demás. Yo también soy voluntaria, junto a unos profesores de distintas carreras universitarias nos dedicamos a acercar la educación a aquellos que lo necesitan. Es muy gratificante! :)

    ResponderEliminar
  4. Hola, me hiciste recordar tan lindos momentos que pasé en Cruz Blanca con los niños y niñas, las jefas, guías y subguías. Recuerdo a María Esther, Meche, Chela, Jennifer, Sara, Elizabeth, Camucha y otras jefas de los ochenta y noventa y a Liz, la secretaria de monseñor. Y recuerdo a Peta, Viviana, Berta, Nena, Maritza, Cintia, Lenny, con quienes compartimos los campamentos y muchos momentos más.

    Me desligué de los campamentos cuando ingresé a la universidad, pero me seguí contactando con algunas de las chicas, hasta que algunas de ellas se fueron a Chile y las demás seguimos nuestro propio camino.

    Entre los 13 y 18 años, aprendí mucho en Cruz Blanca, aprendí a dar tanto de mí a los niños y también a recibir. Comencé lavando platos y sirviendo mesas como subguía y luego fui guía cuidando a un montón de niños y niñas.
    También disfruté haciendo colectas en los cines y teatros para obtener dinero para los campamentos.

    La última vez que ví a las jefas y a algunas guías fue en el entierro de monseñor Durand, en marzo de 2004.
    Cruz Blanca marcó mi vida de adolescente. Aún recuerdo las canciones y se las he enseñado a mi hija y se la canto desde que nació. Hace poco, ella hizo una buena acción y le enseñé el Himno de Cruz Blanca. Ahora, cada vez que hace una buena acción, lo cantamos juntas y me pongo a recordar todos esos veranos en Ancón...

    ResponderEliminar
  5. Hola! Me ha emocionado mucho leer tu artículo, porque yo también he ido varias veces como voluntaria a los campamentos de Cruz Blanca, y la experiencia dejó huellas muy profundas en mí también. Un fuerte abrazo!, sigamos ayudando a los demás :)! No necesitamos campamentos para servir a otros :)

    ResponderEliminar
  6. hola que tal! estuve visitando tu blog y me pareció interesante, Me encantaría enlazar tu blog en los míos y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestras páginas. además estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes!.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

    saludos

    ResponderEliminar
  7. OYE LOCA TA BONITO LO q cuentas atrabes de tus testimonio espresas lo de muchas chicas q hicieron lo mismo q tu,y nos sentimos orgullsas de haber participado de un campamento marabilloso

    ResponderEliminar
  8. HOLA YO TAMBIEN FUI AL CAMPAMENTO EN EL 99 DE ACAMPADA DE GUIA Y SUB GUIA Y TAMBIEN TE RECUERDO NO SEN SI TU AMI PERO ES MUY BUENO LAA ACCION DE AYUDAR SIN NINGUNINTERES SPERO Q PUEDA VOLVAR A IR ALGUNA VEZ YA CON MIS DOS HIJITAS

    ResponderEliminar
  9. Hola que linda tu pagina y me emociono mucho leerla ya que tambien estuve en la cruz blanca desde 1969 como acampada despues de subguia, guia y por ultima sub jefa, pase los dias mas lindos de mi infancia recuerdos innovidables.

    ResponderEliminar
  10. Hola, justo hoy recordé el campamento de Cruz Blanca y empecé a contarle a mi hijo durante el almuerzo la experiencia que yo viví en Cruz Blanca.... inmediatamente prendi la compu y busqué información del campamento, cuando vi tu foto y te recordé.... Estuve en el grupo del 98 junto con otras amigas del pedagógico de Monterrico entre ellas Phyra. Bueno te felicito por este blog. Me sirvió para mostrarle a mi hijo lo que hice durante alguna etapa de mi vida. Espero se animen a visitar Cruz blanca más jóvenes y seguir con esa tan noble labor social. Saludos.

    ResponderEliminar